12.6.08

hoy
estaba buscando
el camino de regreso
a casa
y me perdí

no supe
si este país
era refugio espiritual
o cueva de lobos

y me perdí
entre sus calles
dando eternas vueltas
a sus plazas.

¿sabes dónde es
que me encontré?

en la esquina de tu casa.
y me acordé de ti.

9.6.08

diálogo efímero XXXVII - vos

- yo no trato de escucharme porque me da vergüenza.
- entonces no deberías de hablar.
- cuando digo que no trato de escucharme, me refiero a mi voz grabada.
- entonces además de callarte, deberías evitar grabarte.
- no me saques de contexto. quiero decir a cómo suena mi voz grabada!!
- ah! así ya no tiene chiste.

5.6.08

a un año de vida

Como cada día, me siento frente a la computadora... miro el jardín y de reojo observo la imagen de mi recuerdo; donde está la foto de mi mamá, sentada con sus tres nietos. Ella sonríe, los niños sonríen, y yo sonrío... todos los días. Como un ritual, como hacer yoga, caminar y respirar.

Después de un año de vivir a través de una maraña de emociones cruzadas: me mudé de país, estaba empezando a adaptarme a una nueva vida, a vivir en pareja, la muerte de mi suegra, el nacimiento de mi noveno sobrino... todo sucedió muy rápido, casi imperciptible de lo impactante, y se necesita tiempo para poder digerir tanta emoción.

Parece que como todo, el tiempo pasa, se calma la tempestad y la vida se vuelve más llevadera; más disfrutable. A la distancia, a 12 meses puedo decir que cada vez que pienso en el bebé me voy a acordar de mi suegra a quien no tuve oportunidad de conocer lo suficiente, y me es imposible dejar de pensar que cada que la Tierra pierde un valioso poblador, engendra a otro con el mismo potencial. Para hacernos a todos conscientes de lo que realmente es la vida,
de que no hay vida sin muerte,
muerte sin vida
ni huevo sin gallina.

Este año no podré estar cerca para el cumpleaños del pequeñin, pero desde acá la tía Vava le susurra al oido "pide un deseo bebé... porque los deseos, junto a la buena voluntad, terminan por cumplirse"