26.3.09

la narración más antigua de la historia


"Los humanos tienen contados sus días.
Todo cuanto hacen se lo lleva el viento...
Si caigo, habré conquistado la fama.
La gente dirá: 'Gilgamesh cayó
luchando contra el fiero Huwawa!...'
Estoy decidido a penetrar en el bosque de los cedros,
quiero fundar mi gloria."

Poema de Gilgamesh
Tablilla III, columna 4
circa 2600 a.C.

21.3.09

trece p

en la oscuridad
el olor a podrido
es antesala
de algo que sólo la luz
revelará

a la mañana siguiente
se combinan la
acumulación de moscas
con esa suerte de generación espontánea
pequeños gusanos blancos
laboriosos, silenciosos
destinados a comer sin detenerse
a no dejar rastro
de lo que alguna vez fuera la vida

muerte
castración
y aborto

hoy realmente desearía ver un arcoiris

13.3.09

sobre envejecer

si la ausencia de los que uno quiere es sinónimo de vejez... yo no tendría dientes, estaría ciega y caminaría a gatas.

así que mejor, sigo con todo mi pelo, todas mis muelas, y con toda mi gente muy presente en el corazón... aunque se encuentren tan lejos

9.3.09

diálogo efímero XXXIX - ¿y tu, de qué te ríes?

- Cómo me acuerdo de ti cuando me pongo chapeta
- No mames, chapeteando! Qué hora es allá?
- Como las 10, se me antojó mientras trabajaba
- Mientras no trabajes en una empresa que maneja maquinaria pesada…
- Jajaja no, trabajo en una escuela
- Ah! Y lo haces con los chicos o a escondidas?
- Jajaja nel, con ellos no, es mientras preparo la clase que les voy a dar mañana.
- Qué irresponsable
- Yo prefiero proclamarlo: estimulador de cierta creatividad alternativa
- Y te falta mucho para terminar?
- Puta, un chingo! Jajajaja
- Por lo menos te diviertes.
- ¿Será incorrecto ponerlo en el currículum?
- No, mientras sepas como ponerlo.

3.3.09

esperando el final

Él, lleno de ardor y desprecio, pensaba en el final. Lo tenía todo dispuesto; la tarima, la soga y el gato en la bolsa. Había pasado la noche rumiando macabramente sobre el tejado de sus patrones. Conseguido su cometido; horrorizar al patrón y su mujer. Esa mujer frívola y hermosa. A la mañana siguiente, la orden fue clara: parece que nos han embrujado, deshazte de todos los gatos, menos de Grise. Antes del mediodía, Grise, la consentida de su efímero amor, había sido sometida de un palazo en la espina dorsal y ahora, yacía moribunda en un saco... esperando... esperando.