13.7.07

diálogo efímero XXXII - la nevada

La excusa más gastada de toda la Argentina desde 1918

Caso I

- ¿Hola?
- Hola, qué tal.
- ¿Cómo le va?
- Bien. Lo hemos estado esperando. ¿Cuándo comienza con los trabajos?
- Y… mire, lo que sucede… usted, comprende… la nevada… el feriado…
- Si, la nevada…
- ¡Estuvo bárbara! No había nevado en esta ciudad desde 1917.
- 1918.
- Sí, mi antigua socia se acordaba.
- Y bueno… ¿cuándo viene a repararme el techo?
- Por eso le decía: entre la nevada y el feriado se me juntó el trabajo.
- Pero quedó de comenzar el próximo lunes.
- Bueno, en cuarenta minutos estoy por allá.
- Perfecto.

(Y nosotros en pijama a las 10 am… culpa también de la nevada)




Caso II

- ¿Hola?
- Hola, qué tal.
- Quisiera preguntarle si ya está listo el auto.
- Y… mire, lo que sucede… usted, comprende… la nevada… el feriado…
- Si, la nevada…
- ¡Estuvo bárbara! No había nevado en esta ciudad desde 1917.
- 1918.
- Sí, mi antigua socia se acordaba.
- Y bueno ¿para cuándo me tiene listo el auto?
- Por eso le decía: entre la nevada y el feriado me fue imposible conseguir las refacciones.
- Pero quedó de entregármelo esta tarde.
- Y bueno… se lo tengo la próxima semana.
- Bueno, gracias.

(Y mientras tanto andamos en una camioneta prestada que no le sirve la calefacción… y con ese asunto de la nevada, el frío está cabrón)

No hay comentarios: