20.9.18

la fiesta del jardín


hoy a la mañana, lo saqué a mi hermano de la cama para escarbar en  todos los álbumes familiares hasta dar exactamente con ésta foto:
Somos mi hermana y yo en el pequeño Jardín de san Jerónimo Lídice.
Disfruté mucho ese jardín. Era pequeño pero servía para jugar a las aventuras, tomar sol, hacer una fiesta de te, plantar, cosechar, saltar los troncos. de todo!
.
Mamá nos llevaba por lo menos una vez al mes a los viveros de Xochimilco. Que es cerca pero no tan cerca y Xochimilco, aunque ha sido devorado por la mancha urbana de la #CDMX, conserva su magia de pueblo prehispánico: con sus trajineras, sus chalupas, sus canales llenos de colores, música, lirios… y los viveros: un oasis de las plantas y las flores más exóticas del mundo.
.
Íbamos por alcatraces, nochebuenas, margaritas y cactus. Mamá tiene muy buena mano con las plantas, Julia también tenía. Tiraba las semillas de los chiles en la jardinera de la entrada y nacían unos habaneros que picaban como el culo. Mamá me decía que había que cantarle a las plantas mientras las regabas, y hablarles bajito y sus rosas son las rosas más lindas! Rojo oscuro, rosas con el borde amarillo. 
.
Cuando ví la película de Alicia en el País de las Maravillas de Disney, me di cuenta que esa canción, en el jardín de las rosas, era exactamente la canción que le iba a cantar a mis plantas toda la vida. Así, cada vez que agarro la regadera, hace más de 30 años, entono “es la fiesta del jardín por  las tardes , cuando el sol comienza a declinar , y las flores que son perezosas,  no se pueden despertar.”
También tiro algunas lágrimas a mis flores, tal vez por eso sean tan lindas y nostálgicas como yo. Las calas de mi ventana bonaerense, me recuerdan la mesa de mi abuela Rosita, con esos alcatraces preciosos. Son mi flor favorita. Y siempre florean en septiembre, justo para mi cumpleaños.  Un gran regalo de la naturaleza.
.
En esta foto no se aprecia ese mundo que relato, con todas las flores preciosas del jardín de mi mamá, es más, hay una bolsa horrible del súper Sumesa, es como el Norte acá… se lo comió Walmart.  Atrás de la barda de ladrillo creció una buganvilla tan grande y furiosa que atacaba a todos los visitantes. Mamá tenía prohibido cortarla. Yo dibujaba el piso con las flores fucsia de esa santa Rita violenta.
.
.
Vos le cantás a las plantas? Te recomiendo hacerlo y a tus hijos. Ellos se van a acordar de tu canción, y de tus manos en la tierra y el olor de su niñez los acompañará siempre, aunque se vayan a vivir 7 mil kilómetros lejos de aquí.




.

19.7.17

Submarino amarillo

In the town
Where I was born

There was a room
With a rocking swing
A glowing sky
And a yellow submarine

I was gone long ago 
you were gone too
And Someone painted the walls

Goodbye yellow submarine
Goodbye glowing sky
Goodbye hammock
And Goodbye roosters

I still feel the magic of that place In my heart though 
Where the yellow submarine
Still dives
The music plays 
And we are still young
Always together

My dearest friend 

30.3.17

diálogo efímero: hipoalergénico

– Te recomiendo mas el Avent, es hipoalergénico.
– Perdón señora, pero el Avent cuesta $140 y el Nuby solo $44 pesos.
– Bueno, yo creo que con nuestros hijos no debemos escatimar, ademas el que llevas puede rayar las mamilas por dentro y después te va a salir más caro el caldo que las albóndigas.
– ¿Qué albóndigas?
– Es un dicho…
– Bueno, la cosa es que yo no tengo hijos, quiero el cepillo para limpiar mi bong.
– ¿Tu qué?
– Bong.
– Ah…
– Disculpe señora, ¿qué es hipoalergénico?
– …
– Buenas noches.
– …

14.11.16

dialogo efímero pre navideño


- Santa me va a traer muchos regalos
- ¿ah si?
- si, y una torta de pastel!
- ¿qué le vas a pedir a Santa?
- plata

7.8.16

diálogo efímero: malvaviscos

- mamá, cuando sea grande ¿verdad que voy a ser científico?
- yo creo que sí, mi amor.
- voy a ser pocionista, experto en el mar y en el espacio exterior.
- Wow! Está increíble!
- y además voy a inventar malvaviscos de sabores que no existen, por ejemplo, agua sola.

#Juliandecasi5 y su mamá

29.7.16

yo doy la teta




Nací en un país donde las buenas costumbres se rigen por el pudor y el secreto. Las mujeres siguen caminando detrás de los hombres y aún en el siglo XXI existen fenómenos como la expresión "mande usted" y la "casa chica."

Crecí viendo a las madres dar el biberón (mamadera/mamila) por encima de la teta. Porque es más práctico, porque "la teta es de indias". Todavía escuché cosas así de compañeras mias del colegio que se hicieron madres más o menos al mismo tiempo que yo.

Mi mamá contaba que a ella le vendaron los senos para cortarle la leche. Era la década de los 60s. No había puericultoras, no había enfermeras amorosas. Había secreto, pudor, estigma. Fiebre y dolor.

Así que para mí era común ver cómo una mujer se levantaba de la mesa justo cuanto servían la comida, o escuchaba la fiesta desde otro cuarto, se aguantaba el hambre, o se perdía el final de un partido fútbol para esconderse y darle de comer a su bebé. Para tapar el pudor. Ni hablar de lo que habrá sido volver al trabajo, cortar la lactancia, no poder sacarse leche... No lo sé, porque hay cosas que no se veían y nadie hablaba de ello.

Heredé de mi hermana un pañuelo muy lindo para cubrirme. Y lo usé mucho con mi primer hija. Era lo que correspondía. 


Pero se sentía raro. No solo porque era incómodo. Sino porque me hice madre en Argentina, donde casi ninguna mujer se cubre el pecho cuando da de comer. Pero yo soy mexicana y eso es lo que nosotras hacemos. Taparnos.

Así como cuando estás embarazada vez puras panzas a tu alrededor, cuando estás amamantando, vez puras tetas. Y en Buenos Aires había tetas por todos lados! Y yo con mi pañuelo me sentía ridícula. Mi cuñada, que hace más de 30 años no vive en el país, me preguntó: ¿por qué usas eso? Y yo tenía toda una teoría de la privacidad y el pudor. Pero básicamente era para tratar de convencerme a mí.

Seis años pasaron ya. Seis años de ver tetas en el coro, en la oficina, en el bondi, en el teatro. Seis años de abrir mi taller como un espacio teta free! porque la estimulación musical con bebés va completamente ligada a la teta.

Con mi segunda hija ni saqué el pañuelo. Le di la teta en aviones, colectivos, enfrente de todos mis primos y sobrinos, la vieron mis amigos, mis cuñados, mis alumnos, mis compañeras de trabajo.

Buscando fotos para ilustrar este texto, me di cuenta que con H tengo muy pocas, casi las del hospital recién nacida. El contraste es con C: en la foto nos pueden ver rodeadas de familia, ¡en un transporte público! Recuerdo que ese día una de mis sobrinas mexicanas me preguntó: ¿por qué le das de comer en público? Su pregunta no me molestó, me dio ternura, porque me hizo acordar que hace no tanto tiempo, yo me extrañaba igual que ella. Y le dije: tu primita tiene derecho a comer con todos nosotros. Escuchar nuestras risas, mirar nuestras caras, sentirse parte de mamá y de toda la familia. Mostrar el pecho no debe dar vergüenza. Ella siguió mirándome sorprendida, luego mi hermana le volvió a explicar mejor. Pero sentí que fue una pequeña victoria. Porque si enseñamos la teta a todas las niñas del mundo, ellas sabrán que es su derecho, y saldrán a la calle a defenderlo, como ayer en Buenos Aires.

Me hubiera encantado sumarme a la tetada masiva en Buenos Aires pero estuve fuera esos días. Aplaudo a las amigas y desconocidas que se sumaron a tan grosso movimiento: Es como la liberación del corpiño!! Que se tape la que quiera, que usen biberones las que les parezca más fácil. Lo importante es fomentar el vínculo y el respeto.

Dejemos que las madres decidan si quieren dar la teta o no, si taparse o no. La sociedad las tiene que contener y apoyar. Nunca juzgar ni castigar.

El ejemplo, la cotidianidad, la empatía, te dan fuerza. Que viva la teta! la teta no es porno! la teta no es plástico! la teta es alimento, es vínculo, es amor.




2.5.16

Just Breathe.

There is a word
For when you lose a friend,
And another one
For when you lose a mate.

There’s a word
For when you lose hope,
And even one word
For when you lose your mum.

But there is no word
For when you lose a child.

No…
No words…
Not
Even
One.

No words
At all.

Emptiness all around,
And infinite melancholy.

So lets not talk.

Just close your eyes
And breathe.
Go back
To the mechanics of it:

Breathe in and fill your lungs with air,
Breathe out and take everything away.
Repeat…

Close your eyes,
Do not think,
Let the rivers flow,
All the way down to your feet.

There are no words,
But pain.
And it won’t go away…

Unless you remember,
The mechanics of life

How a flower blossoms
In cold winter,
And a toddler smiles even
When everything’s wrong.

Just like life.
It keeps on going
With all the laughs,
The colors,
The love.

Even when everything
Inside you
Feels completely
Wrong.

Just Breathe.

Eventually,
Pain,
Will hurt a bit less.

Even though
This kind of injuries,
Will never heal.

They will
Just
Stop
Bleeding…


Breathe.

31.3.16

Lost in translation

(on the bus / here called Bondi)- Tres cincuento.
- Como?
- Tres cincuento.
- Como?
- 9 de Julio
- Ah, tres cincuenta. No pasa nada. jajaja


***


(when trying to explain to the veterinarian that the dog was itchy)
- Mi perro... le PIJA
- ¿Queeeeee?
- LE PIJA! EL PERRO LE PIJA. (itchy hand gestures included)


***

(when talking about the brand new Cancha de River)
- Mi encanto su concha, es re linda
- ¿Perdón?
- si, la concha de Boca.

10.3.16

have you got light?

- mamá, cuando sea grande voy a fumar.
- ¿si?
- si, pero cuando sea muy grande! cuando sea mamá.
- ¿les vas a tirar el humo apestoso a tus bebés en la cara?
- no! me voy a salir a fumar, apoyada en la barda, con las piernas cruzadas

22.12.15

Dorothy Parker

He caminado por la arena nivelada
a lo largo de una extensión gris:
desde lo alto de las dunas al extremo del mar
salvo yo no hay ningún ser vivo.
He echado el pesado cerrojo contra los golpecitos de la lluvia,
y he tiritado ante la chimenea para ver cómo
pasan las horas oscuras.
La tormenta de medianoche
el litoral desolado: viví a solas con ellos:
pero aquí, en el recodo de tu brazo,
está la soledad.