17.8.07

tic tac tic tac tic tac ...

sentado
trabajando
las horas pasan
y el reloj de pie
inquisidor a mi lado
me recuerda
mi propia
carencia
de tuercas
y la inexistencia
del péndulo.

estas manos
inertes
tocan
pocos minutos
nada
las hace
llegar a la media

no suenan
no caminan
se llenan de moho
de barro
y se oxidan

l e n t a m e n t e

sólo
queda
el reloj
de pie
inquisidor
para dar fe
del entumecimiento
total
de este
cerebro

y nada
se mueve

ni las hojas del eucalipto
ni las ramas de bambú
la tempestad
bramando
siguen su curso

todo
se detiene

menos la vida
que camina más rápido
presta
para morir.

No hay comentarios: