9.2.11

añorando

añorando
la última media hora en la oficina.

me encantaba esa última pausa
porque la usaba para todo;

iba al baño
leía, escuchaba música,
tomaba cerveza,
escribía, pensaba...
cómo pensaba!
y cómo fumaba!

realmente me gustaba fumar en esa oficina
hasta que se me amarilleaban
las uñas de los dedos

y hacer excursiones por café
con los amigos cercanos
que me ayudaban
a deshilvanar el mundo
y volverlo a tejer

la última media hora
que duraba para siempre.
llena de frío, de poca luz,
sin tele, sin comida.

un lugar
lleno de nada...
vacío.

ahí sigue mi planta
mi computadora
los marcos de las fotos

ese confin que de día era estresante
horriblemente apático
y de noche era abrazador
era mi hogar.

me dicen
que la compu está vieja
y ya no me extraña.
la planta creció,
cambiaron todas las personas de las paredes.

cómo me gustaba poder decir que tenía una junta para llegar
más tarde...

después de las seis
empezaba a vivir

1 comentario:

JOAQUIN dijo...

MUY LINDO HERMANITA