16.2.05

bicicleta roja 2

Amo esas arrugas,
tus pestañas,
el brillo de tus ojos amarillos.
Amo el sonido de tu cuerpo
cuando descansa entre mis brazos
y el aroma de tus manos cuando me tocas.
Amo el color de tu risa
y la magia con la que me haces sonreír
suspirar
reír
y llorar.

Me repito a diario
tratando de reinventarme,
de mejorar el molde…
por ti,
por una segunda vuelta
otra oportunidad.
Qué más da
¿qué me das?
¡qué me das!
para amarte
y tenerte siempre
a mi lado…



si yo soy la flor
del desierto
que brinda esa esperanza,
de alumbrar,
en un lugar tan árido,
como puede ser la vida,
alumbro la imaginación
y la esperanza,
y hago crecer
los más bellos retoños
en una tierra hostil…
si yo soy la flor,
es porque tú eres el cactus
donde me gusta nacer.

Ahora renazco,
revivo,
renuevo,
reinvento…
y recuerdo
ese temor
del dolor extraño
maldito
dolor
de extrañarte,
por siempre…
sabiendo que te conocí
y te perdí.

siempre quise una bici roja
ya lo he dicho.
Yo no sé andar en bici,
nadie tuvo nunca tiempo de enseñarme
¿podrías regalarme una?
Con cascabeles
Color roja
Y ¿enseñarme a caminar?

No hay comentarios: