25.4.06


mi existencia bipolar
no se decide
entre terminar
de coserme las venas,

acribillarme el corazón,
o cortarte un huevo
la próxima ocasión
que me demuestres
tan descaradamente
-tan a la ligera-
(bien hijo de puta)
lo mucho que
te importa

otra mujer...

¡cabrón!

No hay comentarios: