15.12.09

el departamento trascendentalista

goolian dijo:
"Ser conocido o famoso no tiene absolutamente nada que ver con la calidad. Ni la fama implica necesariamente calidad, ni el desconocimiento mediocridad. Son sucesos linealmente independientes."

y yo me he quedado pensando que lo que tiene calidad no forzosamente trasciende

trasciende lo que tiene marketing... y si tiene calidad cuánto mejor

toda la vida ha sido lo mismo: la Biblia, la Odisea, Handel... productos del marketing

Sócrates mismo, pese a que dijo que sus ideas iban a trascender a su cuerpo, obviaba el hecho de que dejaba a su club de fans una tarea de difusión importantísima. Marx sería de culto sin Engels y Rosa Luxemburgo, y Jesús Cristo sería tal vez otro judío errante sin Pedro y Pablo y tantísimos otros dispersados por el mundo.

Yo nunca había escuchado un villancico más hermoso que el de Infantas "oh patriarcha" con el que estoy obsesionada... y está olvidado por el departamento de calidad de los trascendalistas.

Acá lo posteo por si alguien quiere escucharlo.

6 comentarios:

Diego dijo...

Es así. Lo seguro es que lo que trasciende al menos unos cientos de años algún grado de calidad tiene que tener. Las cosas sin calidad nunca llegan muy lejos. Así que relación hay, aunque no muy lineal que digamos... y con el asunto de Internet, todo esto se vuelve cada vez más relativo.
Saludos.

goolian dijo...

El marketing ayuda mucho, el puro azar también.
Otro factor importante es la coyuntura social o política.
Hilando un poco más fino es muy iportante también en la generación del canon, lo que cada sociedad piensa de los artistas del pasado cuando en realidad se está autodefiniendo. Si no hubiera una movida del arte conceptual tan diseminada y pregnante, MArcel Ducahmp sería una nota erudita de iconología, pero como siempre se necesita un padre fundador..
Pero me temo que los contraejemplos posibles son demasiados. Como es el caso de Fernando de las Infantas que era un capo totalmente desconocido.

Como ejercicio propongo nombrar los contraejemplos que conocemos. Ilustres desconocidos de calidad sorprendente.
En filosofía se me ocurre Max Stirner, en literatura Marcel Schwob.
En música ya dijo Dimi uno muy valioso pero me animo a agregar a John Jenkins y William Lawes.
En pintura los cuadros, no los posters de Mucha.

goolian dijo...

MArcel Duchamp perdón.

diminui dijo...

en el terreno de la historiografía marxista del siglo xx
el historiador George Rudé está opacado por el best seller Eric Hobsbawm. Curiosamente, uno de los mejores libros de Hobsbawm es "Capitán Swing" que habla de las movilicaciones agrarias del siglo XIX en Inglaterra. El Swing fue escrito entre Hobsbawm y Rudé y se distingue otro tipo de calidad, se nota la prosa melódica del segundo.

Diego dijo...

Buenas... paso nomás para avisar que el concierto del domingo en el Tigre se suspendió, parece que el auspiciante se tiró atrás :-(

Filiola dijo...

Me doy cuenta de lo tremendamente mediatizada que estoy. Quiero contribuir y me está costando... Más que artistas o pensadores en específico, se me ocurre que eso pasa muy frecuentemente con la poesía en nuestros días. No hay nada más alejado de la mercadotecnia. ¿Quién conoce a los poetas vivos de su país? Pienso en Carmen Leñero, por ejemplo (una poeta mexicana que a mí, por lo menos, me parece extraordinaria). Y, ya que pienso en ella, hilo que Virginia Woolf solía decir que, en la literatura, "Anónimo" era casi siempre una mujer. La cantidad de obras escritas por mujeres que deben haberse perdido o disuelto ha de ser enorme...