21.2.15

Gaspar Echeverría

"Por encima del edificio de la estación, el cielo se colorea de naranja y ahora anochece con rapidez." Gaspar mira la luz que lo abandona y suspira, resignado. Con una elegancia que viene de otra época, antes de la guerra, se inclina para tomar el viejo maletín de su padre, la piel de la manija está curtida de tanto viajar de granja en granja. Hubo una época en la que servía para transportar instrumentos que salvaban la vida de animales de todo tipo. Esos tiempos han quedado atrás, la vida parece haberse detenido, por lo menos en esta parte del mundo, donde todo se muere muy pronto, incluso el sol.
Se acerca el tren, Gaspar aprieta el maletín y se acomoda la corbata, es tiempo de seguir huyendo. Cierra los ojos y aparecen por detrás de sus párpados las mañanas en la granja, donde todo está tranquilo, donde el sol se toma su tiempo para salir y para esconderse. No todo está perdido.

La frase "Por encima del edificio de la estación, el cielo se colorea de naranja y ahora anochece con rapidez."pertenece al libro de  Gerbrand Bakker "Todo está Tranquilo Arriba" Ediciones Bajo la Luna

2 comentarios:

Anahí Flores dijo...

Gran libro el de Gerbrand Bakker.
Saludos al primo Gaspar.

Pablo Cosentino dijo...

Excelente, me gusta.