11.6.05

...también suena

además de la lista
interminable
de cosas
que no suenan
como el hartazgo,
la soledad,
la decepción,
como la nada...
... de pronto
sin que lo forces,
la luna suena
a aires de tango,
a viajes en auto,
a pueblitos solitarios;
países lejanos,
y a tus labios
despidiéndose de mi
en una noche cálida...
que me suena dentro.
suena
la luna sobre ti,
completa,
yo quisiera
dejar de ser una de esos todos
que escriben mientras caen directo
a partirse la madre contra la banqueta
yo quisiera
yo quisiera ser
ser ese pedazo...
ser ese pedazo
de superficie que soporta todo el tránsito
de tu sangre,
ser
y dejarte un recubrimiento resplandeciente...
que te suene
suene fuerte,
suena como tu corazón
en mi oreja,
en una luna
que suena a noche
de tango.

No hay comentarios: