1.7.06

me despierta
el tic tic tic tac
de una llave
sobre el vidrio,
o lo que creo
que es
una llave
sobre el vidrio...
me despierta
el tic tic tic tac
de un pájaro
anunciando
que ha cesado
de llover
y un borracho
comentando
incoherencias
a un vigilante
muerto en sueño.

Cierro los ojos... no pasa nada...

me despierta
la angustia
de no haber pagado
la tarjeta de crédito
y pese a lo que haga ahora,
mi olvido
generará intereses...
Para terminar
rematando la bola,
me despierta
ese dolor en las piernas
constante
desde hace tres días;
caminar robótico
de bailarina
o charro...

Y el borraacho
sigue,
los pájaros
nunca se callan
(tic tic tic tac)
me punzan las piernas
cuando bajo
los talones,
comienza el trajín habitual
de una avenida cercana.

¿Apoco no son lindos
mis sábados
a las seis
de la mañana?

No hay comentarios: