23.10.11

sueños surrealistas

Soñé que iba a una boda en pareja con un antiguo compañero de colegio que se sorprendía por el nacimiento de un pelo infinito en mi cara y me mandaba a la ducha. Soñé que corría sangre por las venas del mundo y alguien la desperdiciaba lavando la calle a manguerazos de agua colorada mientras charlaba con un espectro. Los piojos me comían las ideas. Yo me comía los piojos.  Eso me volvía todas las mujeres que conocí en mi vida. “La finalidad de la vida no es prosperar sino transformarse." me decía Eileen Agar.

Desperté y me lancé al vacío.

Leonora Carrington

2 comentarios:

Sico Pérez dijo...

Soñé que me amputaban los brazos y me injertaban unos tentáculos adiposos y torpes. Cuando desperté, Diana yacía a mi lado estrangulada por mis nuevos miembros.

Vanessa Alanis dijo...

es como spiderman 2