5.9.04

oscuro pero bailable

Reseña del concierto de The Cure en la ciudad de México, escrita por una Fan From Hell...
Oscuro pero bailable es el título que Alfonso Loera (a.k.a. ponchito) le dio a esta reseña una y otra vez antes, en y al salir del conciero.



Finalmente, la deuda se pagó.

Yeah I know who you remind me of…the girl I think I used to love…

No suelo hacer reseñas en este blog, pero muchos cuates la han pedido, muchos que no tuvieron la suerte de conseguir boletos por carecer de algún amigo clavado que estuviera cazando la preventa o que son de otras ciudades, o que no tienen tarjeta de crédito exclusiva… o que se enteraron demasiado tarde. Como odio las reseñas del Reforma, ahí les va mi experiencia personal del mejor concierto al que he asistido; ni Roger Waters, ni Pearl Jam, ni U2… nadie como The Cure.



Después de doce años de estar esperando a The Cure, el día de ayer los chilangos pudimos gritar y corear los temas más famosos de la banda británica.
Cuando era pequeña, robé un casete extremadamente jodido de mi hermana con los lados b de algunas rolas del Disintegration, era un casete codiciado en mi casa por primos y hermanos, y a la fecha lo conservo. The Cure fue pionero en aquello de los largos principios que nos hacen suplicarle al vocal “ya canta por favor”. Fascination Street o Lullaby son la canciones eternas, con remixes que estaban fuera del contexto ochenteno… canciones que me gustaba escuchar, y la bailaba horas… de hecho alguna vez, mi hermana me sorprendió bailando y me grabó… ¡que oso! es un video que da muchísima vergüenza para una niña de escasos 12 años…



los mismos que se tardó el grupo en venir a saturar el Palacio de los Deportes en una noche lluviosa de cualquier día de septiembre.
No se crean, acompañando a la emoción la banda sufría ataques de temor, incertidumbre y angustia puesto que siempre cabe la posibilidad de que el concierto sea un fraude, que la banda no se prenda, que haga calor, que el vocal se las de de diva o esté demasiado drogado como para salir, se escuche del nabo, que toquen todas las nuevas que nadie se sabe…

Eso no sucedió.

Una perfecta iluminación y excelentes efectos de sonido (benditos ingenieros de audio) hicieron que aquellas grandes canciones como Love Song o Fire in Cairo se escucharan aún mejor que en el disco. Tampoco hubo nada de esas nuevas interpretaciones de clásicos que, debido al cambio de tempo o tono, le prohíben a la gente corearlas… es nefasto.



Abrieron sin teloneros, lo cual me encantó, porque además de que demuestra la calidad del espectáculo sin tener que ajustar el sonido con conejillos de indias, también es una frustración tenerte que soplar hora y media de un grupo que no conozcas, o de aquellos que sólo te sabes una canción o un grupo que no le llegue ni a los talones, onda Molotov y así, que horror…

Tampoco pasó.


Así que como a las ocho y veinte se apagó el Palacio… quedaron en penumbras los grandes patrocinadores del techo, se iluminó el escenario y un alarido de histeria se apoderó de las gargantas de todos los fans… onda había personas ya mayorcitas con el look de Robert Smith, pero ¡con sus chavitos en carreolas! Es como ir a ver a Paul McCartney con tu papá.
La primera canción fue Lost e inundó el foro sin rebotar debido a unas mantas negras que se colocaron para que el famoso Palacio de los Rebotes diera lo mejor de su acústica.
Yo ya venía entonada, de haber estado precopeando con unos cuates y entre el nervio y la polio me caí varias veces, gracias. De hecho, traigo un moretón negro en la pierna derecha por tanto pegarme con los asientos de la fila de abajo. Con todo y que compramos boletos chicken class, se veía excelente, uno no necesitaba estar viendo las pantallas porque el verdadero espectáculo no son las coreógrafas buenotas sino el sonido de la música que te obliga a viajar a lugares escondidos de la memoria y el recuerdo… si, de arrancar lágrimas. Cuando tocaron Just like Heaven, que fue como la cuarta, yo de verdad me quería aventar a besar a alguien, gritar y cantar al mismo tiempo no se puede… son sentimientos muy fuertes.
El grupo ochenteno tocó además otros grandes temas como: Strange Day, Pictures of You, Love Song, Letter to Elise, Catch, The Love Cats, In between days, Jumping on someone else's train, Close to me, Killing an Arab… no me acuerdo de todas porque onda fueron como tres horas pero no saben, estuvo irreal. ¡Casi me muero! El bajo en The love cats sonaba genial, y siempre todo oscuro, anda de grandes efectos luminosos... y siempre todo bailable.

F I R E I N C A I R O... la pantalla se incendiaba y los gritos crecían.

No tocaron casi nada del Wish que es como su disco más fresón y comercial... creo que les da pena esa faceta porque tampoco han tocado Friday I'm in Love en las demás ciudades de la gira y obvio, tenían que promocionar el nuevo disco que es malo, ni modo. Y hasta el gruppie de la primera fila llegó a sentarse después de tres o cuatro canciones súper down que nadie conoce. Eso nos dio oportunidad de salir al baño, comprar más cerveza y platicar en los pasillos donde se oían comentarios como “si empiezan a tocar Boys don’t cry mientras meo tendré que irme con los pantalones abajo”.

Show me show me show me how you do that trick?... I’ll promise you, I’ll promise that I’ll runaway with you

Así siguió el concierto de tres horas, nadie paraba, los gritos no dejaron de escucharse, no había tiempo para olas, encendedores, porras, ni aclamaciones de“otra, otra”… la banda tocó sin parar, siempre diciendo, así susurradito al micrófono “gracias México”, y ¿cómo no? Si somos el mejor público, híper dócil, todos los grupos salen fascinados de México. Nadie protestó por la inmensa cola del estacionamiento, yo estuve a punto de saltarme una barda porque ya me venía orinando de la emoción y tanto vodka, pero me hicieron tranquilizarme aunque fue difícil con aquello del sonido de la lluvia. Luego, tuvimos que darle la vuelta completa al Palacio, corriendo, cagados de una risa nerviosa de por fin ver a Gallup, O’Donnell, Bamonte, Cooper y Smith tocando sus oscuros temas… pero bailables.

Hicieron como dos o tres encores al final, de aquellos de “ya nos vamos sin tocar las mejores”, pero siempre volvían en menos de dos minutos para volver a escuchar ovaciones alucinadas. El concierto terminaba, las gargantas roncas, los ojos llorosos entre tanta marihuana, las piernas golpeadas… así todo, varios pensábamos “sino tocan Boys don’t cry me muero”…

Pero nadie murió... por lo menos no de frustración.

No recuerdo el orden de las canciones… pero en definitiva el último bloque del concierto tuvo las mejores y al final, como siempre el bajo dando la entrada a la lira, en perfecta sincronía con la batería… toda la banda armónica, se escuchó aquel requinto inolvidable que varias bandas en el mundo entero han copiado a lo largo de las últimas dos décadas… y luego, un Robert Smith, de ojo totalmente negro y boca color carmín, pantalones verdes y pelos enmarañados, así como que no quiere la cosa, con una sonrisita de satisfacción, bien cerca del micrófono comenzó…



I’ll say I’m sorry if I know that it would change your mind…but I know that this time I have said too much; been too unkind…

Gritos histéricos;
Patadas;
Abrazos;
Risas;
Las letras…
Los sonidos de una generación…
Personas que no tienen nada en común, fresas, punketos, jóvenes, viejos, gays, darquetos… todos al mismo tiempo Booooys dooooon’t cryyyyyyyyy.



“Buenas noches México”.
Oscuro.
Luces ambientales.
Fin.

Hiding the tears in my eyes…
Gracias The Cure.

17 comentarios:

Don Nadie dijo...

Hola Vane, antes que nada, te agradezco el tip de lo de Bush y gracias por visitarme otra vez.
P.D: Pues que mala onda que no haces más reseñas porque quizá es la mejor que haya leido en mi vida. Realmente me sentí ahí. Un beso y buenas noches.

diminui dijo...

yo me sigo sintiendo ahí... todavía traigo la camiseta ke le rogué al latas me comprara -aunke luego se la pagué- pero si fue aglo extraordinario... si alguien me cede su boleto para mañana, entonces puedo hacer otra reseña jejejeje

Fernando dijo...

juar juar ya le mande un mensaje a mi carnal diciendole que seria un pendejo si no fue a verlos el fue el culpable que the cure sean mis idolos :D

Anónimo dijo...

Vane:
Me pareció chida la reseña aunque con algunos errores que se los atribuyo a la ligera peda que nos cuentas traías durante el concierto jejeje. Según yo no tocaron "Letters to Elis" ni "Killing an Arab", aunque sí tocaron la mayoría de sus grandes éxitos. También creo que es confuso utilizar el término "la banda" para referirse al público cuando haces la reseña de un concierto, pues en realidad hay dos "bandas" no? ("...la banda sufría ataques de temor, incertidumbre y angustia")
Por todo lo temás me pareció buena reseña. A mí también me encantó que no hubiera teloneros y que tocaran casi tres horas. Hizo 5 encores, algo que yo jamás había visto. En fin, excelente concierto! Me gustó tu reseña, muy descriptiva y más acogedora que la de un periódico. Felicidades.

Matu

PD Hay algo que tampoco entendí: Cómo pudiste levantarte de tu asiento en algún momento del concierto!!?? Hasta las "canciones súper down que nadie conoce" -como tú dices- valieron muchísimo la pena... magnífico!

Anónimo dijo...

Me gusta tu bitacora, tienes todos un monton de articulos no sabia que The Cure estaban todavia de andanzas pr el mundo, me gustaban mucho las canciones del album 'Boys don't cry' eran bastante radicales. Me parecioron mucho a otro grupo llamado 'The Only Ones' en sus principios tb, aunque eran de otro concepto de musica, tenian una cancion muy pegadiza 'Another girl, another planet'.. bueno bonito blog , pasare mas veces

novalis

diminui dijo...

Matute: no mames! claro ke tocaron Killing an Arab, lo sé porke Nicolás estuvo chingue y chingue hasta ke la tocaron, pregúntale. Letter to Elise si la cagué pero equis.
Y me senté justo después de partirme la madre con los asientos de adelante, teníá ke sobarme y luego ya me senté un par de rolitas.

Pero 5 encores, ke emoción.... voy a volver a llorar.

pepo dijo...

Pues a mi me toca hoy, Lunes jodido que hará que mañana traiga ojos de plato por el desmadroso placer de ver a la Cura.
La neta ahora tengo más ganas de ir después de leerte.
y si tlaloc abandona sus húimedas intenciones chance hasta tiempo me da de irme con la pinta darketa que solía tener de chavo. Ojo negro, boca negra, y harto gel pal despeine, gritando do the hansa como loco jajajaja...
I never thought that tonight could ever be
This close to me
Pues ya te posteare otra vez despues de hoy en la noche... solo para alargar un poco más el borde de la sombra escura pero bailable...

Jorge Pedro dijo...

Uff, a mí me tocó la fecha de hoy, estoy emocionado, ya quiero que sea de noooche. Llevo toda la mañana escuchando a The Cure en la oficina. Entren a mi bloooog.

Merboy dijo...

En que momento tocaron Killin an arab???? Yo creo que andaba distraida, diminui ... o por lo menos en el del Sabado no la tocaron, mire que yo hubiera tenido un orgasmo espiritual y eso que estaba bueno y sano (raro en mi) porque mi soulmate me pidio que tirara cierto estimulante quimico que traia en el elastico de mis bragas :P ...

diminui dijo...

ok... bueno muchos comentarios...
sardina, jejejje te amo!
merboy, te juro que tocaron Killing an Arab... yo domino, ya lo leí en otras revistas y así... es más de hecho el viernes fue la cuarta canción antes del final. Tengo testigos jijiji.
A todos los que van hoy pues les deseo mucha suerte, buenas vibras, rockean pesado y así.
Merboy... una vez más; chale con las "bragas" ni mi abuelita decía bragas. jajajaja. Y no te metas esas cosas pricotrópicas, vas a kedar como Merboy carnívoro vegetariano.

Jorge Pedro dijo...

poco a poco me doy cuenta de que también amo a diminui, aunque no tanto como a sardina. ash, merboy, eres un borde hablando todo el tiempo de drogas caras.

diminui dijo...

verdad que si jorge pedro? yo también amo a la sardina...
onda... si merboy va a presumirnos sus ranas psicotrópicas de importación... que comparta jejeje

Capo dijo...

La verdad no tengo mucho ke decir ke pueda aportar algo nuevo. La reseña me gustó, porke fue de alguien ke no podía dejar pasar una tocada como ésta. En primera, me hubiera gustado ser más fan, porke no me sabía todas, y eso no está tan cool. Pero ke barbaros! Fascination Street retumbando el Palacio, Just Like Heaven, In Between Days, Pictures of You (me esperaba más Friday I'm in Love, pero igual estuvo de miedo), incluso Before Three y The End of the World me encantaron. Why Can't I be You, Lovecats, bueno... El viaje the Jupiter's Crash, Three Imaginary Boys y A Forest, junto con la sencilla pero vistosisima escenografia... No manches!!! Neta las luces y las imagenes en el fondo estaban super locas!!! Y cuando nos pedían ke no lloráramos porke se iban despues de 4 encores... bueno, la ke no podía fallar Boys Don't Cry. Ke diablos. ke alguien me cuente del de ayer o el de hoy, porke neta es un mega viaje... y si a eso le sumamos ke el bajo del señor Gallup se oía de miedo, y ke Sir Robert Smith aún tiene voz para rato... Just Like Heaven!!!!!

pepo dijo...

Pues yo sigo en el orgasmo....

Jorge Pedro dijo...

Lean mi crónica: http://jorgepedro.blogspot.com

Anónimo dijo...

ME PARECE CON MADRE TU COMENTARIO, NO HAY MEJOR PERSONA PARA PODER HACER UNA RESEÑA DEL CONCIERTO DE THE CURE, QUE UN FAN, PORQUE LOS QUE ESCRIBEN EN PERIÓDICOS, HACEN SUS COMENTARIOS EN PROGRAMAS DE ESPECTÁCULOS, NO SABEN NI LO QUE ESCRIBEN NI LO QUE DICEN,,,,,, PUTA MADRE,,, NO PUDE IR,,, PUTO TRABAJO,,,,,,, TIERRA HA DICHO....

diminui dijo...

si, está de la fruta eso de tener ke trabajar... más aún en la tierra