16.8.05

diálogos efímeros XVIII

- ¿Por qué estás tan serio?
- Estoy pensando
- ¿Y por qué no me platicas lo que piensas?
- ¿Para qué quieres saber?
- Estoy aburrida.
- Creo que te aburriría más escucharme. Por eso no te platico.
- No lo creo.
- De verdad. Es más, a mi me aburren las cosas que pienso.
- ¿A poco estás pensando en algo y haces una pausa para pensar “ya me aburrí”?
- De hecho… si.
- No pues mejor sí quédate callado.
- Esto es una pendejada.
- Tengo sed.
- Vamos por un jugo… de esos que están tan de moda.





- ¿Cuándo ibas a pensar que fuera nice tomarse un jugo en la calle?
- Ese es el típico pensamiento que me aburriría ¿verdad?
- Si, más o menos.
- Ya entiendo… sigamos caminando en silencio.

No hay comentarios: