29.8.05

un poco más...

Cuando levanto los ojos
y miro todo borroso
lejano
medio a oscuras
sé que me he caído,
mas tengo la cabeza intacta
porque antes de caer
ya estaban detrás
esperándome tus brazos.

Despierto
sumida en el mismo infierno
madrugada constante
de
dolor abdominal,
malestar estomacal,
columna torcida…
mi combinación habitual
y encuentro tus manos
recuperando
cada una
de mis lágrimas.

Cuando de tanto
cruzar los dedos
se me entumen las manos
siempre encuentro
tus ojos
rogándome que no desespere
dándome aliento
para seguir luchando.

Y hoy
pese a la mierda que me rodea,
a la ineficacia del sistema
de este puto país tercermundista
que se caga en la cultura,
pese a todas las barreras
aunadas a la ausencia
de tu cuerpo…
te doy las gracias
por devolverme
con cada beso
el aliento
que pierdo en vano
toda vez que la pesadez de mis sueños
se convierte en sollozos.



No hay comentarios: