31.5.05

i love life

Cocker / Banks / Doyle / Mackey / Webber
Here comes your bedtime story: Mum & Dad have sentenced you to life. Don't think twice; it's the only reason I'm alive. I feel alright as long as I don't forget to breathe. Breathe in, breathe in, breathe out. Look at all these buildings & houses: I love my life. I love my life. Hey now, slow down a minute. Take my arms & fill them full of life. Don't think twice. Does it ease the pain of being alive? Or is it why - why you keep nodding out on me? Breathe in, breathe in, breathe out. Another day, another major disaster : I love my life. I love my life. You got a problem. I lost my keys when I stayed at your place. On the floor of your living room, you made the scene but it'll never get shown on TV. So tonight prepare to kiss goodbye to my lovelife. So get this right- I love my life; it's the only reason I'm alive. It's mine, all mine - as long as I don't forget to breathe. Breathe in, breathe in, breathe out. Corny I know, but you had better believe it: I love my life. I love my life. I love my life. God, how I love my life.


That's right: you've got to fight to the death for the right to live your life. Alright: I'm gonna fight to the death 'til they give me back my life. That's right: you're in the land of the living but there's so few signs of life. Alright. Breathe in. Breathe out. Breathe out.

27.5.05

vuelta en u

hoy en la mañana estaba decidida a dejar el país
¿qué te hizo cambiar de opinión?
no se
despereté a las 7 am
telefonazo no identificado
una voz de cadencia sureña me preguntó por mi misma
no lo reconocí hasta que dijo su nombre
Felipe
desde París
desde un París a las 3pm
disculpándose por despertarme
me reprochó luego que haya sido tan cobarde de volverme al cascarón hace 5 años
¡vaya sorpresa!
hace 2 años lo leí
por última vez
postal desde Tailandia
y luego nada
hasta hoy a las 7am
desayuné
con dificultad
huevos fríos
y dije: estoy cagada de esta ciudad y de la mierda del nacionalista mediocre
10.35 am y pedí mi saldo… pregunté a mi cuñado si podría solicitarle un préstamo
1.30pm cierro las efimerías
tiro unas rosas a la basura
y guardo mis versitos en la cajita de cartón
para que dejen de tomarlos como personales.
salí a respirar
el smog jamás podrá asfixiarme como mis pensamientos
dejar de pensar
caminar
caminar
caminar…
fui a ver a la brasileña
en la colonia de brujos y abogados
pedí una reestructuración de mi energía
Eloisa dijo: te dolerán los pies, la garganta y un poco las manos.
'sacúdete para evitar acalambrarte
¿cómo carajos me sacudo la ansiedad que me acalambra el pecho?
una tarde muy agotadora
récord de bostezos
le dije a mi asistente: necesito que para octubre tengas una noción bastante precisas de mi trabajo porque es probable que me vaya de aquí
7.30pm suena de vuelta el teléfono
ahora sí reconoce el número
no es la oficina de la prestigiada compañía que construye aviones en París,
es sólo un teléfono móvil de esta ciudad;
un chico que va a jugar fútbol
y que tiene examen mañana
y que me hace decirle: la poesía no es de quien la escribe sino de quien la necesita
pensé: yo necesito mis efimerías, la historia y el canto.
recordé lo maravilloso que fue estar en la escuela
las jornadas de historia
mis arduos ensayos de canto
trasnochadas de líneas rotas que para mí son poemas.
y decidí quedarme a terminar lo que comencé…
lo que comencé el día que salí con los ojos ahogados de París
curiosamente a las 7.30 am de hace cinco años menos 4 meses.


24.5.05

inconcluso


Te espero despierta,
estás acostado
deshaciéndote de tu día
tampoco descansas
estás pensando en mí.


Velaré tu sueño
esperando perturbarlo
lo suficiente
como para que no duermas,
para que vuelvas
y yo pueda dormir.

Envidiosa,
egoísta,
vanidosa,
excéntrica,
tan llena de nada
carente de ti.

Recuerdo tus besos,
los paladeo al compás del silencio…
tu ausencia
me provoca un mareo
afrodisíaco,
como las vísceras de un animal
que te gusta comer.

Quisiera comerte
enteramente,
este sentimiento inconcluso
me invita a imaginar
que todo es perfecto…
aunque no lo sea,
aunque el frío de aquel cerro
retumbe en mi memoria,
caliente sentimiento
y duro caparazón…
rompe tu coraza,
déjame entrar.

te lo suplico
ruégotelo…
déjame entrar
no te arrepentirás

y si lo haces,
si te arrepientes,
acaso no te valga
la pena,
el tiempo
o el sueño…

podrás culparme luego
podrás gritarme,
golpearme,
podrás besarme.
¡Bésame!

sin molduras,
quitado el antifaz
saborea mis labios sin complejo
como ahora yo lo hago.
Inconcluso,
intermitente,
infinito…
permíteme hacerte gozar
para que no puedas dormir
y pidas más de mí…

la nada en mi cavidad estomacal
tomará forma,
estremecerá tu alma
por siempre;
ya verás…


20.5.05

diálogos efímeros XV

- Eras pacheco por naturaleza.
- Me esforcé mucho durante varios años.
- Eso por un estado de ánimo.
- Parece que estamos hablando de mi biografía… a los veinticinco.
- Así debería de titularse.
- Te vez súper sexy.
- …
- ¿Acaso me tiraste un beso?
- No, a lo mucho me tiré un pedo.
- ¡Reacciona mujer!
- Ya, lo siento… A ver, ¿recuerdas una caricatura de Cartoon Network?
- ¿cuál de todas?
- Una de dos niños tiranos y una calaca oprimida por ellos.
- Si, se llama “Billy y Mandi”
- Ah pues tú eres Mandi.
- ¿Uh? Este… Ya te perdiste… mejor me voy a platicar con la almohada.
- Jajajaja, no te vayas, acompáñame mientras termino de escribir.
- ¡Pero estás resumiendo mal!
- ¿Quién te dijo que estaba resumiendo algo? A oscuras y en este estado, de milagro le atino al papel.
- Estás confundida, qué valor para escribir esto, luego te va a dar vergüenza.
- En realidad todo me da vergüenza.
- No pareces muy preocupada por el “qué dirán”.
- Lo siento, cuando fumo como que brinco un nivel y ya valió madres.
- A ver si entendí, yo dije…

¡auch! ¡¡Me picaste la mano con la pluma!!
- Silencio, se me van las ideas.
- Me estoy desangrando.
- Shhhh.
- Muero ¿no dejarás de escribir?
- Me desconcentro.
- Perra de mierda; te ríes, escribes y no me dejas leer.
- La curiosidad mató al gato.
- Tus flatulencias lo harán primero y por eso te voy a demandar.
- Pero me quieres mucho.
- Además, no estoy en estado de asistir a un tribunal.
- Y si, te quiero mucho.
- Parece que estamos borrachos.
- Tú documéntalo… no, mejor no.
- Decídete.
- Como si me hicieras caso. ¿No te ibas a dormir ya?
- Deja termino esta oración.
- Va a ser una plática fluida (tono irónico).
- Da……………………
Quince minutos después
- Me imagino que eso ya no lo puedes escribir.
- ¿A qué te refieres?
- A todo lo que acaba de pasar.
- ¿de cómo me despintaste la mano con los dedos?
- No, lo anterior.
- ¿lo de que haces magia?
- Olvídalo… ¿quieres más agua?
- Si…

¡guácala! ¡tu wiskey sabe a mierda!
- Deja de escribir todo esto, van a pensar que eres una loca y todo porque…
¿Me estás escuchando siquiera?
O mejor me limito a preguntarte cómo va la novela.
Deja de ignorarme.
Comenzaré a roncar.
- ¡No ronques! No seas payaso.
- Entonces cuéntame qué carajos escribes.
- Toma, léelo tú.
- A ver (leyendo) “nialogo efinnero 2 edcion de amvergavio, aun0ue no lo sea”, no mames, necesito un paleógrafo, mejor tradúceme.
- Dice: “diálogo efímero de edición de aniversario; aunque no lo sea”
- ¿Aunque no sea que?
- El aniversario.
- Tampoco es un diálogo.
- Qué importa, luego lo corrijo.
- Tendrías que empezar por inventarte el diálogo.
- Yo estaba pensando más bien en cambiar donde dice “nialogo” por “diálogo”.

-¿Qué tengo cara de pendejo mujer?
- Ya… buenas noches.






FIN

17.5.05

a casi una vuelta de luna

Te seguiré escribiendo,
seguirás siendo parte de mi corazón…
siempre.
Aunque es probable que no lo vuelvas a leer.
que te vaya bien
que logres tus metas
que seas feliz…



A casi una vuelta de luna
me despido
sin decir adiós,
das la vuela
doy las gracias
y el último suspiro.

La gente por las calles me mira
acaso sean los anteojos,
los altos zapatos
o mi estúpida manera de caminar
sin rumbo…

Con los ojos tan rojos
vacíos
de ti,
yo los miro de vuela
y pienso…
en lo maravilloso que es dejar de pensar.

Soy un pésimo peatón
camino con cautela
respeto las señales de tránsito
tiendo a partirme la madre
a cada esquina
a cada vuelta de luna…

Al bajar la marea apareciste
robaste mis besos
tomaste mi mano
y me envolviste
con tu aroma.

Hoy la marea
está un tanto arriba,
espero que te trague
a ver si aprendes
a dejar de jugar conmigo.

A casi una vuelta de luna
me harto de tu indecisión,
o tus ganas de no herirme…
de motivarme
y abandonarme a tu recuerdo.

Fastidiada estoy
de esta tristeza;
entristecerme
me hace caminar
cual vil idiota
por las calles de una ciudad
que siempre me ha visto extraña.

Un viejo
fuera del metro
me revisa
las nalgas,
espero que no las haya hurtado.

Un taxista
es prófugo de la tumba
por accidente
después de casi estrellarse
por saborearse mis piernas.

¿Y tú dónde estás?,
¿porqué dejaste de desearme?
¿dónde se te acabó la pasión
que te volvió loco?
hace ya…
ya no recuerdo cuando
ya no lo recuerdo…

A mis frases se les terminan
los suspiros,
los acentos,
los pasos
y las ganas de seguir
creándose sin dueño.

Eventualmente me detendré,
no hay lucha que dure
para siempre
no para mí,
por lo menos no para mí.

Terminaré caminando
sin rumbo
por las grandes avenidas
del sur
de esta ciudad que no conoce
la luna del mar
que me hizo conocerte.

Por cierto,
este poema es
una de las peores mierdas
que me has inspirado…

Porque cuando has dejado de sentirme
este vacío
suena a caparazón
de cangrejo ermitaño,
suena a vaso de plástico
en el basurero,
suena a vacío.
No suena.

Significa que tu
no sientes un carajo
no,
no significa nada.

Espero estés contento
paladeando…
el sabor de victoria
te cariará los dientes,
sentirás la arena
corromperte la garganta,
esclavizándote el pecho
mientras caminas,
tiranizándote la frente
mientras manejas,
oprimiéndote los sueños
cuando duermas.

Y cuando dejes de pensar en mí
posiblemente no estaré
y ya no me importe llorarte,
ni esperar
que mis versos te atrapen
cada mañana
en esos breves instantes
que son sólo míos.

Me gustaría pensar
o tal vez no,
porque cada vez que pienso
termino así,
jodida.

Mejor seguiré caminando,
los albañiles
podrán seguir
chiflándome
mientras camino
a paso de cangrejo
al mismo lugar donde empecé,
hace ya casi una puta luna.

¡Qué hermosa estaba!
redonda y amarilla
bostezando de sueño.
Casi segura estoy
de su culpa
o su intervención.

Hizo que viera en ti a otra persona
o tal vez sólo me deslumbró
o te presentó a una mujer
mucho más distinta de lo que yo soy.
y te decepcionó,
o te dio pavor
eso del cambio…

Ya no sé
no debería de importarme,
debo dejar de pensar
quisiera poder terminar
mis escritos sobre ti.

Cambiar de etapa,
seguir marcándome rayas
de eterno tiempo
con una navaja oxidada,
en las vísceras
a ver si así se me gangrena el corazón
y deja de sentir…

Ojalá que te arrepientas
y que cuando eso suceda
yo siga ahí.


Si algún día quieres volverme a buscar
asegúrate de no tener ningún otro compromiso
que te haga echarte para atrás
y romperme la madre de esta manera.

Te lo digo en serio,
sin rencores
ni malas vibras
te lo digo
porque te quiero.

14.5.05

mirada de sal

Cabello al aire, blanca piel, esa mirada ilumina mi alma, la sonrisa que mis penas aniquila.
Noche a noche le reclamo a la luna que deje de hablarte de mí; ante mi insistencia desaparece esperando que poco a poco se apacigüe mi rabia.
Reclamo también a las estrellas fugaces que te han motivado a ilusionar a este pobre enamorado. Con ese extraño fulgor, efímero y extraordinario; eres una rara mezcla entre dios y el diablo.
Seguiré esperando el amanecer, esperando escuchar en las olas aquella dulce voz emanante de tu boca; mi sed sólo sacia con ese cristalino manantial de hiel. Si tan sólo bebiera directamente del néctar de tus labios, saltándome el mar, probablemente soportaría la amargura de tu ausencia.
Jamás te olvidaré, lo he perdido todo por olvidarte, incluso he olvidado vivir: no tengo pasado y me pierdo del presente mientras tú ignoras a esta pobre playa atormentada.
Sigo perdido, seguiré buscándote, perdido en un rumbo que no tiene horizonte, ni destino, ni equilibrio… camino de luna, vereda de mar y mirada de sal.

11.5.05

inercia cotidiana

Ya suena el procesador, seguro romperé la marca de ayer. Correcto: 24 mensajes nuevos. Ya no hay chistes, ni cadenas –afortunadamente- ni fotos, ni correos de los amigos. Sólo 24 correos atiborrados de quejas, lamentos... reclamos. Tomo un sorbo de agua caliente de ayer por la noche y un sorbo de aire nicotinado.
Leo el primero. La señora del perrito volvió a cagarse sobre el tapete del licenciado putín del 403. Bueno, creo que en realidad fue el perrito y no la señora... lástima. Piden que yo haga algo... lo mejor que podría hacer es abrirle la puerta al perro para que la próxima vez se cague dentro de la duela machiche.
Basura.
Segundo. El muy honorable presidente del comité pide que la medición del gas se haga de manera justa. Pienso “¿acaso los medidores son discrecionales?”
Basura.
Tercero. La viudita del onceavo piso no paga el mantenimiento, tiene cerrado el gas, el acceso al elevador y se baja a abrir la puerta del garaje. No paga y reclama de todo. Señora, yo le recomiendo que se cambie a una vecindad sin puertas ni ventanas así solucionará sus problemas.
Cuarto. El diputado del congreso, ratero de alta categoría propone que cancelemos la red general de gas y en vez de eso cada quien ponga su tanque estacionario independiente. Brillante exposición señor diputado, siga con esos razonamientos en la cámara y este país saldrá adelante.
Basura.
Quinto. Los roqueros del 4-B siguen haciendo ruido, no dejan dormir a mi bebé, me tienen harta. Les dejo amables notas pegadas a su puerta. Nunca hacen caso. Ahora han comenzado a tirar huevos sobre mis ventanas. Señor inquilino del 4-A, le pido que me proporcione el teléfono de los chicos a ver quién me invita una cerveza.

Suficiente. Cierro el explorador, mi estómago quiere morirse otra vez.
Si tan sólo fueran lo suficientemente ricos como para largarse del país y vivir en un suburbio suizo donde la policía los multe por todas sus pendejadas.
Ni hablar.
La gente no necesita administradores
Necesitan conciencia cívica,
Un poco de cultura,
Una pizca de respeto al prójimo
Y una nana.

Tal vez si dejara de borrar los correos o posponerlos para la tarde... tal vez y sólo tal vez, si me animara a responderles lo que siempre se me ocurre, dejarían de enviar sus peticiones, dejarían de darme trabajo, me liberarían de esta miseria cotidiana. Podría tomar mis alas, quitarles el polvo, quemar mi oficina y salir volando.


Terminaré de leer los mensajitos,
solucionaré sus problemas
o tal vez no
pero estoy segura que daré pie para que mañana los correos se dupliquen.

9.5.05

diálogos efímeros XIV

- ¿Hola?
- Hola, por favor con la señora Teresita.
- Aquí no vive, ¿qué número marcó?
- No pues... es que yo sólo marqué unos números... Ahorita le digo cuales...
(y colgó)

6.5.05

1412

En 1412 nació Clarita… ¿quieres conocer a Clarita?
El jurado permanecía estático y sin inmutarse de la niña que jugaba en el estrado, dictaminó la sentencia.
Clara sería quemada el día siguiente al atardecer.

Desperté sudando, siempre se lo atribuyo a este calor infernal pero sé que la causa es otra. Por más que lo he intentado, mis sueños siempre terminan con esa sentencia; los gritos de Clara en la hoguera y ese dolor en los pies… punzadas de espinas que me obligan a pararme de la cama. Me rompo la madre generalmente, tiro el cenicero, piso la computadora, me incorporo junto a la ventana parándome de puntas para ver si el calambre en la planta del pie deja de ahuyentarme el sueño.

Heme de nuevo aquí: sola, sin nada que decir, con la sensación de haber dormido en otro lugar y despertar quemada. Tengo miedo, no es cierto. Tengo ganas de volver a dormir y saber porqué la condenaron. Frustrada me siento cada vez que un sueño deja de ser realidad y se convierte en mi imaginación, momentos en los cuales uno está perfectamente consciente que ha dejado de soñar y comenzado a imaginar la historia… inventándole un mejor final.
Pero al final Clara siempre muere quemada y yo despierto con calambres en los pies.


3.5.05

cal

Cal en la boca y dientes dolidos. Este amplio espacio blanco que se asemeja a una institución mental. Cierro los ojos para que la pared no me deslumbre. Fracaso… sigo viendo todo blanco… fracaso hasta cuando cierro los ojos. Seguro así es el suicido, un regreso a ninguna parte, caer de bruces cuando se quiere caer de pie.
Tengo ganas de cruzar las piernas, manchar los pantalones de lino con la tierra de mi cuarto. Cerrar los ojos y dejar de ver el espacio en blanco. Tengo ganas de salir corriendo… pedir asilo lejos de aquí y comenzar de nuevo. El valor no es uno de mis mejores atributos, no quiero aprender, prefiero quedarme sentada aquí, ver lo opaco de mi cuarto, limpiarme el yeso de los dientes, dejar de llorar. Esta enfermedad no es provisional, cada vez retorna, crónicamente… y con cada nuevo espasmo me domina el recuerdo de las otras veces… nada. Mi mirada tiene un hueco abisal provocado por tantas horas… ¿porqué carajos no se terminan las horas? ¿en qué momento olvidé detener el reloj? Ahora que todo está en blanco no lo encuentro, ni encuentro la úlcera del lagrimal, ni me encuentro a mi misma… en uno de tantos escapes me perdí; me perdí; me perdí…
Todo se complica, o tal vez no. Todo deja de tener sentido, deja de importar. Sólo vivo como autómata, despierto, camino, llego y me voy… en ese itinerario vacío olvidé apuntar el momento para comer, para lavarme los dientes, para aprender a estar sola y quitarme la manía de fumar en ayunas, quitarme el sarro con las uñas mordidas, volverme amante de mi soledad o, por lo menos, dejar de tener miedo de mis pensamientos e imaginar un hermoso y rojo atardecer en donde sólo encuentro una mentada pared blanca.
Terminaré hablando sin parar; como siempre pero sin audiencia esta vez, igual que hablan los locos frente a una pared. Acabaré por tenderme en esta alfombra polvorienta, imaginando que es el mar… ese mar que tanto extraño, tendida en la alfombra-mar, como hacen los locos cuando esperan la marea.
Por desgracia tampoco puedo ser loca… tendría que convertirme y eso me da una inmensa pereza.
Hay nada… Blanca pared y vacío… Vacío y el recuerdo de tantos amores, hueco del lagrimal, agujero negro del corazón. Círculos mal cerrados, cada vez resulta más intolerable recordar tantos nombres, tantos sentimientos, tantos adioses… y yo que siempre dije que el adiós era una cosa seria para personas serias.

1.5.05

cambio de piel

Soy reptil;
me arrastro,
trepo por los árboles,
buscando presas
seguridad y soledad.
Como buena serpiente
tomo el sol entre las escamas,
busco siempre calor
para llenar el vacío de la sangre.
Me enrosco en un canasto,
duermo sola
y con frío,
soy ser solitario
de sangre helada
que necesita siempre
del sol
ardiente
para que con sus rayos
quemara mi alma…
supongo que ya está hecho
que por fin me incineré
no estoy completa
ya no volveré,
seguiré vagando
tarareando esa canción popular
mientras termina de
desprenderse lo que resta de tu piel.

Cuando ya no me quieras
no me finjas cariño,
no me finjas piedad,
compasión
ni temor.

Si me diste tu olvido
no te culpo ni riño,
ni te doy el disgusto
de mirar mi dolor.

Sé que ya no me quieres,
me lo han dicho tus ojos.
Partiré por las rutas
que no tienen final.

Vagaré siempre siempre,
partiré sin enojos
y mis labios sin besos
cantarán un madrigal.

Partiré canturreando
mi poema más triste,
cantaré a todo el mundo
lo que tú me quisiste.
Y cuando nadie escuche
mis canciones ya viejas
ay…
detendré mi camino
en un pueblo lejano
y ahí moriré.